Economía - BID - Financiamiento - Maurico Claver - Sergio Massa

Reunión entre Massa y Claver-Carone para desbloquear las trabas políticas en el BID y conseguir dólares

Viernes, 5 de Agosto de 2022

El titular del BID, que ayudó a Macri con el FMI, había criticado días atrás al gobierno de Alberto Fernández y condicionado el giro de fondos por la crisis económica argentina. Ayer dialogó con el nuevo ministro de Economía.

En su primer día, el nuevo ministro de Economía, Sergio Massa, dialogó por teléfono ayer con el titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone sobre la posibilidad de destrabar créditos para la Argentina y conseguir más financiación. Días atrás Claver-Carone había criticado la gestión del Gobierno y condicionado el giro de fondos hacia el país por la crisis económica.

"Agradezco a Mauricio Claver-Carone la reunión mantenida en la que evaluamos el estado de situación de los préstamos existentes y las nuevas oportunidades de financiación para promover el desarrollo inclusivo y desarrollar obras de infraestructura en nuestro país", sostuvo Massa a través de su cuenta de Twitter.

 

 

Según trascendió el diálogo giró en torno a agilizar desembolsos de los préstamos existentes y analizaron nuevas oportunidades de financiación de obras y proyectos productivos con énfasis en generación de empleo. Desde el BID acordaron avanzar en materia económica, en ese sentido el organismo informó que dialogaron sobre “los esfuerzos” para apoyar la estabilidad macroeconómica de Argentina y “con miras al futuro y cómo generar crecimiento económico sostenible”.

Durante la conversación, además, acordaron reunirse en persona hacia fines de agosto cuando Massa viaje a Estados Unidos, junto a la titular del Banco Nación, Silvina Batakis. Allí también dialogará con máximas autoridades del FMI, Banco Mundial y el Tesoro de Estados Unidos. Trabajan en esta agenda el embajador Jorge Arguello y el asesor internacional del tigrense, Gustavo Martínez Pandiani.

MASSA LOGRA REANUDAR UNA BUENA RELACIÓN CON EL BID

La semana pasada cuando se confirmó que Massa formaría parte del Gabinete nacional, a pesar de la relación difícil con Alberto Fernández, desde el organismo multilateral respaldaron al ex presidente de la Cámara de Diputados.

“Recibimos gratamente la oportunidad de trabajar con el nuevo Ministro de Economía, Sergio Massa, y esperamos colaborar estrechamente con él en su función”, postearon a través de la cuenta de Twitter del BID.

Aunque días después Claver-Carone sostuvo en una nota de opinión en Wall Street Journal que no puede girar a la Argentina unos 500 millones de dólares debido a problemas de falta de transparencia y un “tumultuoso historial financiero”. El funcionario fue el asesor clave en la gestión de Donald Trump para destrabar la aprobación del crédito más grande de la historia del FMI, a pesar de no contar con las condiciones de repago de la deuda.

El Gobierno le requiere a este organismo que le apruebe un préstamo incondicional por esa cifra, pero el directorio de la entidad se niega. Los fondos estarían destinados a la seguridad vial y la atención de salud en la provincia de Buenos Aires.

“El éxito de la Argentina es el éxito del BID, pero el tumultuoso historial financiero de Argentina afecta singularmente a los costos del banco. El BID debe proteger su capacidad de ayudar de forma fiable a todos sus 26 prestatarios, incluidos los países pequeños con pocos recursos”, expresó Claver-Carone en su columna.

Y agregó: "Por mucho que el BID quiera aprobar nuevos fondos para la Argentina, no puede dar el visto bueno a las solicitudes para hacerlo sin asegurarse prudentemente de que tiene un impacto en el desarrollo”.

En esa línea, Claver-Carone afirmó que “el BID desea que Argentina cumpla los compromisos con el FMI para mejorar las condiciones macroeconómicas" y señaló que "los compromisos, mucho más modestos que los exigidos a otros países, son clave para promover el crecimiento sostenible y garantizar que el BID pueda ofrecer a Argentina nueva financiación”.

Claver-Carone está bajo investigación por un escándalo ético que puede llegar a costarle la presidencia. El funcionario fue formalmente acusado en el board con una denuncia anónima de mantener una relación con una funcionaria del organismo, y de haber malversado fondos del banco.