Interés General - Derechos Humanos - La Noche de los Lápices

44 AÑOS DE LA NOCHE DE LOS LÁPICES: “CUANDO DECIMOS NUNCA MÁS ES NUNCA MÁS”

Miércoles, 16 de Septiembre de 2020

Estudiantes de secundaria desaparecidos por la dictadura militar.

El 16 de septiembre de 1976 y días sucesivos un grupo de jóvenes estudiantes y militantes fueron secuestrados, en la ciudad de La Plata, por la última dictadura militar. Este día es un aniversario de alcance nacional, las jornadas represivas quedaron inscriptas en la memoria colectiva como “La Noche de los Lápices”. En conmemoración dieron testimonio dos sobrevivientes, Emilce Moler y Pablo Diaz.

La desaparición forzada de los estudiantes del secundario de la ciudad de La Plata, refleja un hecho que sintetiza muchos de los elementos más profundos sobre el terrorismo de Estado, y porque se trata de un hecho que atacó centralmente a los jóvenes. En la jornada de La noche de los Lápices fueron secuestrados Francisco López Muntaner, María Claudia Falcone, Claudio de Acha, Horacio Ángel Ungaro, Daniel Alberto Racero, María Clara Ciocchini, Pablo Díaz, Patricia Miranda, Gustavo Calotti y Emilce Moler.

A modo de conmemoración dos sobrevivientes reflexionaron sobre uno de los capítulos más trágicos de la historia argentina. Pablo Díaz: “fue el secuestro sistemático de estudiantes secundarios en la ciudad de La Plata. Yo creo que después de una gran represión sobre los sectores fabriles, barriales, y universitarios determinaron el escarmiento al movimiento estudiantil secundario que había generado un tipo de liderazgo en los años anteriores y que generaba resistencia”.

Los estudiantes se subieron a un colectivo de lucha, como el boleto estudiantil gratuito, tomada por todo el estudiantado secundario. Hechos que hicieron que fueran caratulados como potenciales subversivos.

Emilce Moler, también sobreviviente, reflexionó sobre la memoria y la actualidad de los ideales: “Este año observo y no dejo de sorprenderme cómo, desde cada aparato electrónico, los jóvenes debaten, planifican, se organizan para conmemorar la semana de la juventud, y el 16 en particular. Porque eso no ha cambiado, aprendieron de nuestra historia que hay que dar batalla, no resignarse. La democracia se construye día a día y hay que fortalecerla, la participación en las instituciones es trascendente, y así lo hacen”.

Los días conmemorados corresponden a los primeros meses de la dictadura cívico-militar que acabaría en diciembre de 1983. Según la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), “los adolescentes secuestrados habrían sido eliminados después de padecer tormentos en distintos centros clandestinos de detención, entre los que se encontraban: Arana, Pozo de Banfield, Pozo de Quilmes, Jefatura de Policía de la Provincia de Buenos Aires y las Comisarías 5ª, 8ª y 9ª de La Plata y 3ª de Valentín Alsina, en Lanús, y el Polígono de Tiro de la Jefatura de la Provincia de Buenos Aires”.

Morel enfatizó en la importancia de recordar la historia y seguir fortaleciendo la democracia, “Este año donde volvimos a tener un gobierno que volvió a poner a los derechos humanos en agenda de Estado, debemos reflexionar sobre lo que nos costó tener esta democracia, donde se puede debatir, dar la contienda política y militar con alegría y libertad por un proyecto inclusivo e igualitario”. Y finalizó, “Hoy a 44 años de La Noche de los Lápices, las pantallas nos ayudarán a recordar que cuando decimos Nunca más es Nunca más”.