Interés General - Carteles contra CFK - Justicia - Violencia Política

Se entregó a la Justicia la presunta autora de carteles contra Cristina Kirchner

Jueves, 7 de Abril de 2022

Una vecina de 61 años de Recoleta, acusada de encargar la pegatina de afiches contra Cristina Kirchner que la acusaban de "asesina", se entregó a la Justicia. Lo mismo hizo un menor de edad, supuestamente quien entregó el dinero.

La vecina del barrio de La Recoleta acusada de encargar una pegatina de afiches en contra de la vicepresidenta Cristina Kirchner entregó un escrito ante el juez y negó intenciones de abandonar el país; también se presentó un chico de 17 años, señalado como quien le entregó la plata al mensajero que la llevó a la imprenta.
La mujer, de 61 años, es acusada de encargar la pegatina de afiches que acusaban de “asesina” a Cristina Kirchner por priorizar a Rusia como proveedor de vacunas contra el Covid-19.

Nilda Lilian Melhem presentó un escrito firmado por ella, con el patrocinio del abogado Matías Cuneo Libarona, en el juzgado de instrucción del juez Manuel de Campos, en el que señala que se sintió aludida por lo que informaron los medios de comunicación y que por tanto se ponía a disposición del juez, sin necesidad de que la detengan.

Asimismo, un adolescente de 17 años, de nombre Lucio y también patrocinado por Cuneo Libarona, presentó otro escrito con su firma y la de su padre, señalando que supo de la causa por los medios de comunicación y que mediante este escrito “concurre a ponerse a entera disposición del juzgado y de la fiscalía” de Leonel Gómez Barbella, que interviene en el caso.

La mujer, según los investigadores, habría escrito en sus redes sociales que su esposo murió hace dos años a causa del Covid-19, lo que explicaría su dolor y su reclamo al Gobierno por no conseguir vacunas a tiempo.

Melhem afirma que ante la eventualidad de que se busque detenerla, prestará “plena colaboración y concurrencia cada vez que sea citada”.

“Tengo infinidad de comprobantes y constancias que acreditan mi arraigo en este país y, específicamente, en esta ciudad. Trabajo y soy el sustento de mi hogar, pese a ostentar la calidad de jubilada, y figurar como monotributista Categoría E. No tengo intenciones de irme del país, ni nada que se le parezca”, aseguró.

Además, planteó: “Señor Juez, no luce razonable que se disponga una medida restrictiva de libertad sobre mi persona habida cuenta, principalmente, que a través de esta presentación me estoy poniendo a disposición y estoy certificando que pretendo estar a derecho hasta que el hecho que se investiga se aclare, máxime el estado embrionario del sumario”, explica en el escrito con su firma.

La escala penal para el delito que se imputa (hurto y defraudación) permiten que en caso de una condena sea de ejecución condicional, por lo que no se justificaría su detención.

La mujer solicitó al juez De Campos que "revea la decisión que habría ordenado mi detención y la revoque por contrario imperio, sin sustanciación de incidente alguno, por resultar ello innecesario”.