Internacionales - Coronavirus

Israel aprueba ayuda económica por el coronavirus tras nuevo récord diario de casos

Miércoles, 29 de Julio de 2020

Israel, con nueve millones de habitantes, registra 486 fallecidos.

La cifra es un nuevo récord diario y llega en medio de una batalla entre las diferentes facciones del Gobierno, sobre cómo parar lo que los medios locales llaman "la segunda ola de contagios".

A fin de alentar el consumo y mitigar los daños generados por la pandemia del coronavirus, el Parlamento israelí aprobó hoy una ley que otorga una ayuda económica directa y única a la mayoría de los ciudadanos, mientras el país reportó otro récord diario de más de 2.000 casos.

Aunque la medida en un principio iba a otorgarse a todos los ciudadanos, finalmente solo la recibirán quienes tengan un ingreso inferior a los 640.000 séqueles anuales (188.000 dólares), y la suma total dependerá del número de hijos y la situación particular de cada persona.

Se prevé que esta paga única sea distribuida a partir del próximo domingo, primer día hábil de la semana en el país.

La ley, que también contempla una reducción del 8 al 5% en el impuesto de compra de inmuebles, estipuló la cantidad de 750 séqueles (220 dólares) para los ciudadanos mayores de 18 años y un pago de 500 séqueles (147 dólares) por cada hijo menor de edad hasta el cuarto, mientras que a partir del quinto, recibirán 300 séqueles (88 dólares).

La iniciativa fue aprobada el mismo día en que Israel reportó 2.062 contagios de coronavirus en las 24 horas previas, un nuevo récord.

Los nuevos casos se registraron en medio de una batalla entre las diferentes facciones del Gobierno sobre cómo parar lo que especialistas y los medios locales llaman "la segunda ola de contagios".

El Ministerio de Salud israelí había puesto como tope la cifra de 2.000 casos diarios como límite para volver a imponer un cierre total, algo que el gobierno de coalición intenta eludir.

De hecho, el flamante coordinador nacional de la pandemia, Ronnie Gamzu, anunció ayer su plan "Escudo de Israel" que dará más control al Ejército en el rastreo de la enfermedad y prevé aumentar el número de test y controles para evitar que Israel deba imponer medidas restrictivas más duras o incluso un cierre total.

Hasta ahora, las decisiones del Ejecutivo de coalición eran contradictorias, lo que generó cierto descontento entre la población, que no vio directrices claras ante el aumento progresivo de los contagios, lo que derivó en manifestaciones masivas.

Israel, con 9 millones de habitantes, registra 486 fallecidos y un total de 66.555 casos desde marzo, de los cuales más de 33.000 están actualmente activos, 315 personas en estado grave y 96 con asistencia respiratoria.