Política - Declaraciones

El Gobierno apuntó a JxC por las marchas de ayer y criticó a Macri por respaldarlas

Martes, 13 de Octubre de 2020

"Están identificados con un partido político que no acepta que perdió las elecciones hace un año", dijo Cafiero

Ministros, funcionarios y legisladores salieron a responder al expresidente Macri y marcar las motivaciones que motorizan las marchas anticuarenta. El discurso del odio y el riesgo de caer en posturas desestabilizadoras.

El oficialismo apuntó hoy a Juntos por el Cambio (JxC) como motor de las protestas opositoras realizadas ayer en varios puntos del país y consideró que esa coalición liderada por Mauricio Macri busca "reducir la política a los discursos del rencor y del odio" y "montarse" sobre la pandemia de coronavirus para convocar a un sector de la población desde el "hartazgo".

"Están identificados con un partido político que no acepta que perdió las elecciones hace un año", reflexionó hoy el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, sobre las marchas de ayer y advirtió que el Gobierno no cambiará su agenda de prioridades.

El presidente Alberto Fernández, sin embargo, no se refirió a las protestas, pero sí al período presidencial de Macri y definió esos cuatro años de gestión como "la metáfora del olvido" porque, dijo, fue "un tiempo en el que el Gobierno se olvidó de la gente y eso es imperdonable".

"La mentira fue una constante en esos cuatro años", advirtió el Presidente, al participar de un acto en el que se anunciaron inversiones en la Refinería Raízen, en la ciudad bonaerense de Avellaneda.

Cafiero, en tanto, evaluó que Macri tiene una "lectura ridícula" de su derrota electoral en el 2019, en alusión a que, anoche el exmandatario responsabilizó -en parte- al ala "filoperonista" de JxC por haber perdido en los comicios del año pasado.

"El derecho a manifestarse es parte de la democracia, pero también hay que aceptar la diversidad: no son la gente, no son todos, no son el pueblo; la Argentina es mucho más diversa", planteó el jefe de Gabinete.

Además, Cafiero alertó sobre el riesgo de la multiplicación de contagios que implican este tipo de concentraciones y evaluó que deberían "encontrar otro método (para protestar)" porque, de esta forma, habrá consecuencias en el registro de casos de coronavirus.

Con el mismo enfoque, hoy se pronunciaron funcionarios y legisladores del oficialismo que, entre otros conceptos, juzgaron que los discursos de Macri y de un sector de JxC son "peligrosos" porque apelan al "rencor y al odio" y buscan "desestabilizar la democracia".

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, afirmó que los manifestantes "no están buscando muchos acuerdos o consensos" y consideró "peligroso" el mensaje de Macri.

"Tiene lugares comunes que se pueden encontrar en cualquier proclama de ruptura institucional desde 1930", advirtió Rossi.

Ayer, Macri elogió las manifestaciones a través de su cuenta de Twitter, celebró el "coraje y la convicción" de los participantes y pronosticó que por ello hay "que ser muy optimistas" sobre el futuro.

No obstante, más tarde, cuestionó las protestas frente al domicilio de la vicepresidenta Cristina Kirchner porque, dijo, "no era el lugar para convocarse a manifestar".

Esta mañana, el bloque de senadores del Frente de Todos emitió un documento en el que rechazó la convocatoria a protestar frente al departamento de Fernández de Kirchner y responsabilizó por ello a "los medios de comunicación hegemónicos", luego de que ayer se publicara entre los puntos de encuentro de la protesta el domicilio de la vicepresidenta.

Los legisladores juzgaron que esos medios pretendieron "redireccionar" la convocatoria que se haría en el Obelisco hacia la casa de Fernández de Kirchner, en un intento por "reducir la política a los discursos del rencor y del odio".

"No hay duda de que hay una oposición que trata de montarse en esta crisis (por la pandemia) convocando al hartazgo", reflexionó por su parte el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, en una entrevista con FM La Patriada.

Consideró que JxC apuesta a que, "radicalizando el discurso tendrá un grupo duro que les responda", pero -advirtió- "la campaña empieza el año que viene y hoy la gente está preocupada por otra cosa".

Además, Katopodis mencionó que las protestas pudieron materializarse gracias a que "no colapsó el sistema de salud y no hubo muertos en los pasillos de los hospitales".

Su par de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, sostuvo que las consignas de las protestas fueron "muy inespecíficas".

"Quienes auspician protestas sin ninguna consigna clara frente a las residencias del Presidente y la vicepresidenta, en realidad, convocan a desestabilizar la democracia", evaluó.

La evaluación de Juntos por el Cambio

En otro orden, en el encuentro semanal de Juntos por el Cambio "hubo una buena ponderación de la marcha" y cada uno explicó cómo había observado el desarrollo de las protestas desde "sus lugares de referencia", contó a Télam uno de los asistentes a la reunión.

En el encuentro no estuvo presente el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por compromisos previos.

Además, el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), el diputado Alfredo Cornejo, resaltó que las marchas fueron "muy fuertes y genuinas, no financiadas por nadie ni convocadas por un partido político".

Al exponer hoy en un ciclo organizado por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham), Cornejo dijo que "se están incubando ideas de mayor libertad económica y política, y se están organizando alrededor de una oposición que está unida".