Política - Pcia. de Buenos Aires

Larroque: “Hay organizaciones dentro de la toma de Guernica que amenazan a las familias con quitarles los planes sociales si se van”

Sábado, 10 de Octubre de 2020

El ministro de Desarrollo de la Comunidad aseguró que las puertas del diálogo siguen abiertas. Y afirma que dentro de la toma hay organizaciones de izquierda que amenazan con quitarle los planes sociales a las familias que acuerdan abandonar la usurpación.

El ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “Cuervo” Larroque, continúa trabajando para el desalojo pacífico y voluntario en la toma de 100 hectáreas en Guernica. Sin acuerdo con las organizaciones de izquierda más intransigentes que prometen resistir el desalojo previsto para el próximo jueves, instaló gazebos blancos en las inmediaciones para continuar avanzando con el censo ya iniciado.

Además, sostuvo que el gobierno bonaerense ya no tiene "más margen" para pedir una nueva prórroga del desalojo ordenado por la justicia de la toma de un predio de 100 hectáreas en Guernica, partido de Presidente Perón, previsto para el próximo miércoles.

"Lo que están haciendo esas organizaciones es dilatar el proceso para estar encima de la nueva fecha de desalojo, a los efectos de dificultar el conflicto. Ponen trabas y amenazan a la gente", advirtió Larroque, quien detalló que unas 500 familias ya firmaron el acto para retirarse voluntariamente del lugar.

"Mi tarea es generar consensos, buscar una salida pacífica y asistirlos en la urgencia. El Estado provincial presentó un plan de 85 mil lotes con servicios para los próximos tres años", continó.

Para el Ministro bonaerense, quién dialoga continuamente con los delegados de la toma y sus ocupantes para persuadirlos de abandonar el lugar en forma pacífica, estas organizaciones "priorizan el conflicto político, sin pensar en el beneficio de las familias y lo que buscan es esmerilar al Gobierno".

Larroque, que vive actualmente en la localidad de Villa Elisa, en las afueras de La Plata, diariamente transita la ruta 205, luego la 6 hasta el empalme con la 210 para llegar hasta la oficina que montó en una de las cinco carpas interministeriales que dispuso el Gobierno en las inmediaciones del predio tomado para atender la situación de los ocupantes.

"Estamos trabajando diariamente en una de las cinco carpas interministeriales que se dispusieron para atender los requerimientos de la gente, pero la solución está siendo resistida por organizaciones de izquierda. Encontramos que lo que están haciendo es dilatar el proceso para estar encima de la nueva fecha de desalojo, a los efectos de dificultar el conflicto", refelexió el ministro al ser consultado de cómo está hoy la situación en el predio ocupado.

Mas de 500 familias ya se acoplaron a firmar el acta y retirarse. Había 300 personas sin grupo familiar, que también fueron censadas. Lo que hacen estas organizaciones básicamente es tergiversar la situación, mentirle a las familias, amenazarlas con que van a perder sus beneficios y planes sociales si se retiran. Priorizan el conflicto político, sin pensar en el beneficio de las familias.

"La toma no da un derecho. Lo que queremos es constatar la vulnerabilidad, para trabajar, junto a trabajadores y trabajadoras sociales, para lograr una solución acorde a las necesidades. La mayoría de la gente no está en situación de calle, sino que tiene hacinamiento en sus casas. Y en general son personas jóvenes con hijos, en situaciones de ni poder pagar alquiler. Les ofrecemos asistencia en la urgencia, ampliación y refacción de sus viviendas", finalizó el "Cuervo".
"Abogamos que las familias desocupen voluntariamente. Nosotros garantizamos una Comisión de Seguimiento de todas las familias. Yo me comprometo a eso y estoy predispuesto a institucionalizarlo"