lunes 29 de mayo de 2023 - Edición Nº41

Economía | 16 may 2023

Ahorro

Dólar blue vs plazo fijo: ¿qué conviene hacer tras la suba de tasas?

El Banco Central definió un ajuste de 600 puntos básicos en el rendimiento nominal anual (TNA) para las Letras de Liquidez (LELIQ) y pases, que se traslada a los plazos fijos y que se ubicó en el 97%. ¿Pero qué pasa con el blue?


Por: Giuliana Iglesias- AMBITO

Tras el duro dato de inflación de abril, el Banco Central reaccionó rápidamente con una nueva suba de tasas. Esta vez, se definió un ajuste de 600 puntos básicos en el rendimiento nominal anual (TNA) para las Letras de Liquidez (LELIQ) y pases, que se traslada a los plazos fijos y que se ubicó en el 97%.

El nuevo rendimiento mensual del plazo fijo tradicional se establece en el 8%, con una tasa efectiva anual (TEA) del 154,3%, mientras que los pases a un día pasan a tener una TEA de 163% y las Leliq a 28 días, una del 154,9%. La voluntad del Banco Central es de seguir incentivando el ahorro en pesos para evitar que las tasas queden negativas y que la mayoría de los ahorristas se vuelquen hacia el dólar. ¿Pero qué es lo que conviene? ¿Plazo fijo tradicional, plazo fijo UVA o blue?

Para responder esta pregunta, es necesario aclarar que la nueva tasa también queda debajo de la inflación (de la de abril, por un 0,4% mientras que a una expectativa de mayor suba de la inflación para el mes de mayo, podría volver a quedar atrasada).

Pero si observamos el comportamiento del dólar, también le ganó a la inflación. Mientras que el IPC viene acumulando una suba del 32% en 4 meses, el dólar blue escala un 35,5% en lo que va del año, el MEP que se encuentra intervenido desde la corrida se se sostiene levemente por encima (32,81%) y es el CCL el que viene más atrasado (31,71%). Por lo cual, en este contexto inflacionario el MEP viene ganando la carrera a los precios al igual que el blue.

¿Y el plazo fijo UVA? Esta inversión permite obtener un rendimiento equivalente a la inflación más 1% anual de tasa de interés. Es decir, garantiza que los ahorros no perderán poder adquisitivo al tiempo, con un pequeño rendimiento. Sin embargo, no siempre es la mejor opción. Un punto en contra es el plazo en el que se debe colocar el dinero, más allá de la perspectiva de inflación a futuro.

En contrapartida, el plazo fijo tradicional tiene la “ventaja” de liberar los fondos al vencimiento de los 30 días, la colocación ofrecida de menor plazo. Así, en el plazo de 90 días, siguiendo las proyecciones del REM de inflación para mayo, junio y julio, el rendimiento obtenido por un plazo fijo UVA+1% sería equivalente a 23,8% del capital invertido.

"La suba de tasas es un receta harta conocida, tanto para aplacar la inflación, como para intentar contener las expectativas de devaluación. En este sentido el gobierno, que en otros momentos se ha mostrado reacio a seguir a tomar posturas de corte monetarista, se descubre claramente alineado con la ortodoxia. Más allá de eso, la falta de un plan integral y de una consistencia en las políticas asumidas, probablemente redundarán en pocos efectos tanto sobre el nivel de precios como sobre el dólar. La suba del interés, el rendimiento, de los plazo fijo empieza a parecer inocuo frente a una inflación que no ceja. En este punto subir el "premio" por dejar dinero inmovilizado probablemente no llegue a compensar el temor de una latente devaluación brusca del peso", explicó el economista Joel Lupieri en diálogo con Ámbito.

"A mi entender, a estos niveles de cotización del MEP y ante la incertidumbre que se genera en varios frentes (ya por un gobierno errático, ya por el no acuerdo con el FMI), la dolarización sigue pareciendo razonable", expresó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias