viernes 19 de julio de 2024 - Edición Nº458

Provincia de Buenos Aires | 2 jul 2024

Medicamentos oncológicos

La Provincia garantiza los medicamentos para el cáncer

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires anunció este martes que ampliará el vademécum de drogas oncológicas de alto costo.


El gobernador Axel Kicillof explicó que los principios activos cubiertos por el sistema sanitario bonaerense pasarán de 152 a 162, gracias una inversión de 12 millones de pesos que permitirá garantizar el 99 por ciento de las solicitudes realizadas.

Por esta decisión, la Provincia disminuirá las derivaciones anuales al sistema de salud de Nación en un 43 por ciento, mientras que el Instituto Provincial del Cáncer (IPC) aumentará su cobertura un 10 por ciento, alcanzando al 90 por ciento de los pacientes bonaerenses con cobertura pública exclusiva que requieren medicación oncológica.

"Este anuncio no es una chicana, buscamos fortalecer el IPC con medicamentos que valen miles de millones de pesos, porque para la Provincia no hay posibilidad de ahorrar, recortar o ajustar, hacemos las inversiones necesarias para garantizar el derecho a la salud", remarcó el gobernador, en la exposición que se llevó a cabo en el Salón Dorado de la Gobernación bonaerense. 

Luego de subrayar que "en un tema tan delicado como el cáncer no corresponder hacer politiquería", el gobernador aseguró que el sistema de salud pública de la provincia de Buenos Aires es "un orgullo", ya que la gestión que él encabeza recibió en diciembre de 2019 "un sistema de salud completamente abandonado, sin inversión, sin insumos médicos, y con una enorme deuda en materia de proveedores". 

En un salón repleto, que contó con la presencia de referentes de oncología de diferentes hospitales bonaerenses, el ministro de Salud, Nicolás Kreplak explicó que, al asumir, el tratamiento de las enfermedades oncológicas "se encontraba en una situación deteriorada como política pública, con una demora muy grande para acceder a muchísimos medicamentos".

Al referirse a la actualidad, Kreplak sostuvo que es un momento "muy complejo", ya que "es muy difícil abordar la problemática oncológica cuando nos encontramos ante un Gobierno nacional que dice que estos son gastos que no quieren hacer, y que incluso se vanagloria de eso". Luego de remarcar que está en juego la garantía del derecho a medicamentos oncológicos, que para ser entregados "no pueden esperar a que mejoren las condiciones económicas", el ministro advirtió: "No queremos reemplazar al Estado nacional, ni resignar la concepción de un sistema nacional de salud, abogamos, pedimos y reclamamos por eso, pero haremos todos los esfuerzos posibles para que los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires puedan tener su tratamiento".

Los medicamentos incorporados que estarán disponibles a partir de julio son Nivolumab en 40mg y 100 mg, Palbociclib en 75, 100 y 125mg, Pembrolizumab en 100mg, Ribociclib en 200mg, Trastuzumab Emtansine en 100 y 160mb y Trióxido de Arsénico en 10mg. El Nivolumab mejora la sobrevida por más de un año. El Pembrolizumab aumenta la supervivencia en un 34 por ciento. El Palbociclib corresponde a la continuidad de tratamientos ya iniciados, mientras que el Ribociclib disminuye el riesgo de muerte en un 44 por ciento, y mejora la sobrevida en más de dos años. El Trastuzumab Emtansine tiene una taza de respuesta del 43 por ciento, y un porcentaje de sobrevida de casi un años. El Trioxido de Arsénico permite sobrevida en el 87 por ciento de los casos, y evita y disminuye la quimioterapia en leucemia promielocítica aguda.

"Queremos trabajar con Nación, hacer auditorías en conjunto, y que los medicamentos sean los justos y necesarios, que no se gaste un centavo de más", advirtió Kreplak, que hizo hincapié en que "si los pacientes están todos los días luchando para conseguir un medicamento, no pueden abordar las dificultades de luchar con el cáncer".

Para ampliar el listado de medicamentos oncológicos que provee el IPC, organismo dirigido por Marina Pifano, la cartera sanitaria bonaerense realizó un relevamiento para saber cuáles eran las problemáticas, cuáles eran los pacientes que más derivaban a organismos nacionales, y cuáles eran los medicamentos que más incidencia tenían en la población. Según explicó el ministro, para ello se basaron en las guías internacionales de tratamiento oncológico estadounidenses y europeas, que según Kreplak "son las rectoras en el conocimiento del área". 

Tras remarcar que los medicamentos están evaluados y autorizados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), y que la compra de 12 millones de pesos ya fue realizada, el ministro advirtió que el resto de la medicación que no esté incluida dentro del vademécum provincial también será tramitada por la Provincia, para que los pacientes no sean expuestos al estrés que genera conseguir los principios activos.

Diferenciándose del Gobierno nacional, Kicillof resaltó que "está bien no hablar de pesos, sino de tratamientos y de personas", y remarcó que "entregar el 99 por ciento de los medicamentos requeridos para el cáncer es un éxito". Explicó que hoy en día "se piensa que los Gobiernos centrales se deben desocupar de todo", lo que representa "un claro ataque y abandono al federalismo", y amplió: "Nosotros creemos que los Gobiernos locales son fundamentales y hay que tenerlos muy en cuenta porque son el primer mostrador de las políticas públicas, pero es fundamental diseñar políticas conjuntas para dar una respuesta eficaz y que las políticas públicas sean universales".

 Kicillof sentenció: "La ausencia y la deserción del Gobierno nacional no se puede sustituir por los gobiernos provinciales, por algo somos un país, se llama Argentina, y hay que gobernarlo acorde a los derechos que garantiza la Constitución Nacional"

El sistema de salud bonaerense recibe más de 50 mil casos de cáncer nuevos por año. De esa cantidad, 17 mil tienen cobertura pública exclusiva, y las autoridades provinciales esperan que 13 mil requieran tratamiento antineoplástico, que son aquellas sustancias que impiden el desarrollo de células tumorales malignas. De esa población, 10.825 personas con cobertura pública exclusiva solicitaron medicación en 2023, según detalló una placa expuesta en la conferencia de prensa.

Las muertes por cáncer en territorio bonaerense son más de 20 mil por año. Los tumores más frecuentes son el cáncer de mamá, que provoca 2.300 muertes anuales y produce 8.500 casos, el cáncer de cuello de útero, que representa 3.000 muertes anuales, y el cáncer colorrectal, que termina con la vida de mil personas en doce meses.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias