viernes 19 de julio de 2024 - Edición Nº458

Interés General | 4 jul 2024

Despidos

La empresa Medamax echó a 70 trabajadores

Los trabajadores que ya llevan una semana de acampe buscan ser reincorporados o una “indemnización justa”. Hace unos días denunciaron que un empleado de seguridad le apoyó una pistola a un manifestante.


Hace una semana que los 70 trabajadores echados de la sucursal de Gregorio de Laferrere de Medamax acampan en las puertas del mayorista de artículos de limpieza y perfumería. Buscan ser reincorporados o que se les abone “una indemnización justa”. Por si fuera poco, denunciaron que en una de las movilizaciones un empleado de seguridad de la empresa amedrentó a los manifestantes con un arma de fuego.

El jueves pasado, uno a uno, los 70 empleados de Medamax, a medida que llegaban a su trabajo, se enteraban que habían sido despedidos. El lugar no abrió sus puertas y con el correr de las horas, los telegramas fueron llegando a las viviendas de los trabajadores. 

Ante esta situación, y con el acompañamiento del Sindicato de Empleados de Comercio–Zona Oeste (SEOCA) los damnificados, juntos a sus familias y allegados, resisten en la puerta de la empresa situada en la avenida General Juan Manuel de Rosas al 11.800, en la mencionada localidad del partido de La Matanza.

Este es el séptimo día de acampe. Desde que nos notificaron que estábamos despedidos, no tenemos comunicación con la empresa, solamente algunos contactos a través del sindicato”, explicó a Tiempo Gastón Figueroa, delegado gremial y trabajador echado, quien agradeció la solidaridad de los vecinos y las iglesias evangélicas de la zona que les acercan viandas y contención para seguir adelante.

Para este miércoles estaba pautada una audiencia en la delegación del Ministerio de Trabajo en San Justo, pero la empresa no se presentó. “La situación se agravó más todavía porque hicimos una denuncia penal porque no pudimos ingresar a tomar nuestras pertenencias que quedaron en la sucursal”, esgrimió el dirigente, quien lleva 19 años trabajando allí. La mayoría de los trabajadores tienen una antigüedad promedio de 20 años.

Para los trabajadores, la empresa nunca justificó la aplicación de tal artículo, aunque reconocen que la firma debió vender y deshacerse de algunas sucursales del interior, al tiempo que venían advirtiendo maniobras extrañas desde hace meses. 

Los trabajadores despedidos se movilizaron a la sucursal de Medamax de Quilmes, donde funcionan las oficinas centrales de la empresa. Lejos de recibir una respuesta de los directivos fueron amedrentados. Según denunciaron, “en el contexto de un reclamo justo y pacifico, el jefe del personal de seguridad de la empresa mayorista, Emiliano Santos, primero empujó violentamente a algunos de los compañeros, sacó un arma de fuego y apuntó hacia el pecho a uno de los trabajadores despedidos. Posteriormente, tiró del percutor del arma hacia atrás y amedrentó a todos los presentes mostrando la pistola”, puntualizaron desde el gremio a través de un comunicado. 

“Para nuestra organización sindical, esto es inadmisible y cruza cualquier tipo de límites. En tanto, los compañeros y compañeras víctimas de este hecho, realizaron la denuncia en la comisaría correspondiente”, completaron.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias