viernes 19 de julio de 2024 - Edición Nº458

Internacionales | 8 jul 2024

Elecciones en Francia

Triunfo de la coalición de izquierda Nuevo Frente Popular en Francia

Los partidos políticos franceses se enfrentaban el domingo a una tarea de enormes proporciones para formar gobierno, después de que la segunda vuelta de las elecciones arrojó un Parlamento dividido, en el que una alianza de izquierda se situó inesperadamente a la cabeza, por delante de la extrema derecha.


Los resultados, basados en las proyecciones de los sondeos, supusieron un revés para el nacionalista y euroescéptico Reagrupamiento Nacional (RN) de Marine Le Pen, que los sondeos habían predicho que sería el partido más votado, pero que quedó en tercer lugar.

También fueron un golpe para el presidente centrista Emmanuel Macron, que convocó las elecciones después de que su sector fue derrotado en las elecciones al Parlamento Europeo el mes pasado.

Las elecciones dejarán el Parlamento dividido en tres grandes grupos: la izquierda, los centristas y la extrema derecha, con plataformas muy diferentes y sin ninguna tradición de trabajar juntos.

El futuro es incierto.

La izquierda, que quiere limitar los precios de bienes esenciales como el combustible y los alimentos, aumentar el salario mínimo a 1.600 euros netos al mes, subir los salarios de los trabajadores del sector público e imponer un impuesto sobre el patrimonio, dijo inmediatamente que quería gobernar.

"El presidente debe invitar al Nuevo Frente Popular a gobernar", declaró el líder de la izquierda dura, Jean-Luc Melenchon.

Pero la incómoda alianza Nuevo Frente Popular (NFP), formada apresuradamente antes de la votación, está lejos de la mayoría absoluta.

El euro caía el domingo, tras conocerse las proyecciones de los resultados.

"Realmente va a haber un vacío en cuanto a la capacidad legislativa de Francia", dijo Simon Harvey, jefe de análisis de divisas de Monex Europe.

Una cuestión clave es si la alianza de izquierda, que reúne a la izquierda dura, Verdes y Socialistas se mantendrá unida y se pondrá de acuerdo sobre qué rumbo tomar.

La Constitución no obliga a Macron a pedir al grupo que forme gobierno, aunque sería el paso habitual al ser el grupo más numeroso en el Parlamento.

Melenchon, líder del partido de izquierda dura Francia Insumisa (LFI), descartó una amplia coalición de partidos de distinto signo y dijo que Macron tiene el deber de pedir a la alianza de izquierda que gobierne.

El grupo centrista de Macron, "Juntos", parecía que quedaría en segundo lugar, justo por delante de RN, según las proyecciones de los encuestadores basadas en los primeros resultados.

La agencia de sondeos Ipsos pronosticó que RN obtendría entre 120 y 134 escaños, y sus aliados entre 14 y 18, de los 577 escaños del Parlamento. Según Elabe, RN y sus aliados obtendrían entre 136 y 144 escaños.

Esto dista mucho de las semanas en las que los sondeos de opinión apuntaban sistemáticamente a una cómoda victoria del RN, antes de que la izquierda y las alianzas centristas cooperaran sacando a decenas de candidatos de carreras a tres bandas para construir un voto unificado contra la extrema derecha.

En su primera reacción, el líder de RN, Jordan Bardella, calificó la cooperación entre las fuerzas contrarias a su partido, conocida como "frente republicano", de "alianza vergonzosa" que, según dijo, paralizaría Francia.

“Victoria retrasada”

Marine Le Pen, que será la candidata del partido a las elecciones presidenciales de 2027, dijo que los comicios del domingo, en los que RN obtuvo importantes avances en comparación con elecciones anteriores, habían sembrado las semillas para el futuro.

"Nuestra victoria sólo se ha retrasado", afirmó.

El sondeo de Ipsos pronosticaba que la alianza de izquierda, cuyos partidos están enfrentados desde hace tiempo, obtendría entre 171 y 187 escaños. Los encuestadores de Elabe veían a la alianza de izquierdas con 182-193 escaños.

Gritos de alegría y lágrimas de alivio estallaron en su reunión de París cuando se anunciaron las proyecciones de voto. En la sede de los Verdes, los militantes gritaron de alegría, abrazándose unos a otros.

"Estoy aliviado. Como franco-marroquí, médico, activista ecologista, lo que proponía hacer la extrema derecha como Gobierno era una locura", expresó Hafsah Hachad, de 34 años.

En el entorno de Macron no había indicios de su próximo movimiento.

"La pregunta que vamos a tener que hacernos esta noche y en los próximos días es: ¿qué coalición es capaz de alcanzar los 289 escaños para gobernar?", dijo a Reuters una persona de su entorno.

Algunos miembros de su alianza, entre ellos el ex primer ministro Edouard Philippe, prevén una amplia alianza entre partidos, pero afirman que no podría incluir a la extrema izquierda de Francia Insumisa.

En la izquierda más moderada, Raphael Glucksmann, del Partido Socialista, instó a sus socios de alianza a actuar como "adultos".

"Vamos por delante, pero estamos en un Parlamento dividido", dijo. "Vamos a tener que hablar, discutir y dialogar".

Los resultados oficiales estaban llegando con cuentagotas, y es probable que los votos de la mayoría de las circunscripciones, si no de todas, estén listos al final del día o en las primeras horas del lunes.

Los votantes han castigado a Macron y a su alianza gobernante por la crisis del costo de la vida y el colapso de los servicios públicos, así como por la inmigración y la seguridad.

Le Pen y su partido han aprovechado esas quejas, ampliando su atractivo más allá de sus bastiones tradicionales a lo largo de la costa mediterránea y en el cinturón industrial del norte del país, pero sus ganancias en comparación con las elecciones anteriores resultaron insuficientes para ganar el poder.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias