domingo 19 de mayo de 2024 - Edición Nº397

José C. Paz | 3 may 2023

Crisis educativa

Escuela Primaria n°2: El insalubre estado de la escuela más antigua de José C. Paz

Madres y padres de la Escuela Primaria n°2 reclaman al Consejo Escolar que realice las obras necesarias para revertir el abandono y deterioro de esta institución de 132 años. La promesa de 31 millones de pesos, tapada por la desidia y el olvido.  El secretario de Gobierno de José C. Paz Pablo Mansilla responde a las quejas por el estado.


“Nuevo local escolar, ubicación peligrosa”. Así titulaba el 9 de abril de 1916 el diario “La Prensa” un artículo que narraba la pelea de un grupo de padres por las malas condiciones en las que estudiaban sus hijos en la escuela n°5, la primera institución pública creada en José C. Paz. Para ese entonces, los suelos paceños pertenecían al partido de General Sarmiento y la nota relataba que las vías del ferrocarril pasaban a 25 metros de la escuela, y como esta se halla rodeada por una arboleda, los niños no podían advertir a tiempo la llegada de los trenes.

Cuatro años después la situación era más grave. “El Tribuno” de San Miguel publicaba: “En nuestra recorrida hemos constatado algunas deficiencias que llevamos al conocimiento del Consejo Escolar para que sean subsanadas. El local que ocupa la escuela Nº 5 de José C. Paz a simple vista se comprueba que no reúne las condiciones higiénicas que requiere un edificio en que funciona un establecimiento de educación. Sus techos y sus pisos, como así mismo las puertas están llenas de deficiencias, y cuando comiencen las lluvias y las humedades del próximo invierno que se anuncian como riguroso, no llenaran a satisfacción su cometido, y hay que evitar que por estas pocas seguridades higiénicas, la gripe, la pulmonía y otras enfermedades que se enseñorean en la población infantil de la Escuela Nº 5”.

Con el tiempo, “La 5” se convirtió en la Escuela Primaria n°2 y, a más de cien años de los hechos registrados en la prensa, otra vez un grupo de madres y padres de esta institución volvieron a organizarse contra el deterioro y abandono de sus instalaciones. La EP n°2 ha visto pasar en sus 132 años todos los gobiernos, pero lo único que le dejaron fueron las huellas del ajuste y la desinversión.

Organizados a través de la página de Facebook “Junt@s por la EP2” y con un propio grupo de Whatsapp, las familias denuncian que la situación es caótica e insalubre. “Hay dos aulas que están en peligro de derrumbe, dos baños clausurados y el escenario está clausurado. Está lleno de moho, lo que es dañino para las vías respiratorios”, expresa con enojo una vecina que lleva a su niño a esta escuela.

Las vidas de los estudiantes, docentes y auxiliares corren peligro. Así lo relata Griselda Fernández Griin, una de las organizadoras: “Cuando llueve, el agua se filtra por las paredes y hay peligro de electrocución. Las paredes están llenas de humedad. Sólo hay tres inodoros para los varones y dos para las nenas”. Actualmente en la escuela no se pueden realizar actos porque el escenario tiene peligro de derrumbe.

También denuncian que no es un lugar inclusivo para las personas con discapacidad. Una estudiante del terciario que funciona por la noche en el edificio de la EP n°2 contó que no hay baño para esta población y que, en el caso de que lo construyeran, deberían clausurar los pocos que funcionan. Lo más insólito es que la única rampa que hay está cruzada por un árbol. “Una docente usa sillas de ruedas y la deben levantar para que pueda ir al aula”, comentó.

El deterioro lleva años y en muchas ocasiones se debieron suspender las clases porque no estaban dadas las condiciones. Viviana, otra de las madres quien ha llevado a todos sus hijos a esta institución, mencionó que ocurrieron derrumbes de cielos rasos, inundaciones por desborde los pozos ciegos y que ha habido pérdidas de gas.

“Los docentes también están trabajando en malas condiciones. Queremos que se garantice el derecho a la educación de nuestros hijos. Es peligroso que vengan acá. En el verano se mueren de calor y en el invierno, de frío” sostiene con bronca.

Las familias exigen al Consejo Escolar paceño que intervenga de manera urgente: “No queremos parches, queremos que la escuela se refaccione desde sus bases”. Desde el año pasado se encuentran en diálogo con Carlos Leiva, presidente del Consejo Escolar y militante perteneciente al peronismo del intendente Mario Ishii. Sin embargo, están cansados de sus “promesas”.

Crisis educativa. Cinco inodoros, peligro de derrumbe y una rampa tapada  por un árbol: el insalubre estado de la escuela más antigua de José C. Paz

“Nosotras empezamos el año pasado con el primer reclamo cuando un día de tormenta se inundó el patio interno y se suspendieron las clases. Hicimos una carta, juntamos firmas y fuimos al consejo. Leiva nos dijo que era una gestión nueva y que no estaban al tanto de las condiciones de la escuela, lo que es ilógico. Desde el año pasado nos hace promesas. Elevó un proyecto, se aprobó y desde Nación nos bajan 31 millones de pesos para hacer reformas, pero nosotros pedimos que se haga de nuevo la escuela. Leiva nos prometió que empezaban las obras en marzo, luego nos dijo que empezarían en 10 días. Siempre con excusas”, ejemplifica una de las madres organizadas.

“Siempre viene a la escuela, mira, hace recorrido y saca fotos para sus redes. Todas las veces que viene hace lo mismo y vuelve a prometer. Nunca cumple con los plazos”, señala otra contra Leiva. Éste había dicho para un medio local el pasado septiembre que “el consejo escolar tiene las puertas abiertas” y que venía a mejorar “no con palabras, sino con hechos”. El lector sacará sus propias conclusiones.

Lo que ocurre en la escuela más antigua de José C. Paz es un ejemplo de lo que pasa en miles de institutos de la provincia. Según el informe de la Defensoría del Pueblo bonaerense divulgado en mayo del 2022 en tres de cada diez escuelas públicas y privadas los equipos directivos declararon la existencia de algún desperfecto. En las de gestión estatal, el 51,7% presenta falencias. Las más mencionadas se vinculan con desprendimientos o grietas en paredes y techos (17,7% del total), filtraciones de agua (10,4%), fallas en la instalación eléctrica (7,4%) y baños en mal o regular estado (4,6%).

Esta situación ha sido producto de las políticas de desfinanciamiento de la educación pública llevada por los últimos gobiernos para cumplir con los dictados del FMI y los organismos multilaterales de crédito. El ajuste se ve claramente en las escuelas que se caen a pedazos, sin insumos mínimos como vimos durante la ola de calor, salarios cada vez más devaluados, maestros y profesores que deben trabajar doble y triple turno para llegar a fin de mes o tienen otros trabajos, y miles de niños y adolescentes a los que les falta todo.

El reciente paro de 48 horas, convocado por las seccionales del SUTEBA dirigidas por la lista Multicolor, volvió a poner en agenda los reclamos por mayor presupuesto, mejoras edilicias, becas estudiantiles y por un salario igual a la canasta familiar por cargo docente.

Las familias de la EP n°2 retoman una tradición de lucha en defensa de la educación pública que lleva más de 100 años. Unirla con la pelea que llevan los docentes y la comunidad es el desafío próximo para garantizar el acceso a este derecho.


 El secretario de Gobierno del distrito, Pablo Mansilla, responde a las quejas por el estado de la escuela más antigua de José C. Paz:

"Nosotros pedimos la Obra Peek al consejo escolar de la provincia, llego la obra pero no llego la plata. Estuvo Carlos en la escuela la semana pasada, hablo con la directora y la gente. ¿Que es lo que pasa? Recien este jueves la empresa que va a hacer la obra presenta los seguros y recien puede arrancar entre el lunes o miercoles que viene, es un tema de la Provincia, no recibimos la plata, recibimos el papel."

 

 


 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias